Guarda con María Fernanda Neil porque de chiquitita ya no tiene nada de nada. Mirala como pone la cola y se abraza al palo mirando hacia atrás como preguntando “El