Adabel Guerrero está cada vez mejor, y no es casual: la rubia se especializa en ir remodelando quirúrgicamente cada parte de su cuerpo. Empezó con su cara, siguió