Ni los gateros más avezados pudieron sospechar que detrás de la Nacha Guevara trucha del Gran Cuñado habitaba una bestia infernal como Fátima Florez. “A Nacha Guevara la