Sofía Zámolo, belleza natural

Rubia clásica, piel recontra lamible, carita como para besarla enamorado, una cola que te la comés de postre — Sofía Zámolo es una belleza real, una de las pocas que puede bancar fotos sin o casi sin maquillaje y sin necesitar que el photoshop las dibuje de nuevo. Es que la rubia despide una sensualidad que vibra varios diapasones por arriba de los promogatos o vedeturras de turno, al punto que si mirás las fotos de Sofía Zámolo dándole una oportunidad, podés por una vez imaginarte (horror!) “de novio” con este auténticoSofia Zamolobombón argentino. Pará, calmate, por una vez no pidas desesperado que se ponga embolas y se abra el orto a cuatro dedos — bajá un cambio o dos y disfrutá de las fotos como si las hubieras sacado vos en la cotidianeidad del día, que es cuando nace la sensualidad profunda que una belleza de este calibre merece. “Comenzás una guerra de cosquillas y de repente se convierte en lo más sexy del mundo”, ejemplifica la rubia de los ojos impresionantes y la sonrisa matadora. Puede que te cueste un poco ver las fotos así en crudo sin photoshop, pero la rubia se la banca y vos vas a apreciar — cuántas veces te fuiste a la cama con una diosa y te despertaste con un bagarto impresentable bajo Sofia Zamoloel implacable sol matutino, con ese pájaro del orto que parece cargarte cantando “bicho feo! bicho feo!”. Disfrutá porque esta vez es diferente, Sofía Zámolo no es una de estas minas que tenés que esconder del portero cuando las bajás a despacharlas en un tacho porque no da manejar de vuelta a la loma del orto por semajante bagarto, no. Esta vuelta dejá que el turro del portero relojee bien el bombón que capturaste mientras hace que manguerea la vereda, puede que el turro esta vez hasta Sofia Zamolote salude y te salude “buenos días”, el muy servil. Repasá las fotos, son simples, son casi de álbum personal, nada que ver con los gatos que convertidos en “vedettes” necesitan capas de maquillaje e interminables horas de Photoshop para salir en una revista y poder subir la tarifa nocturna. No te va a hacer falta rodar para el otro lado de la cama después de acabar o y aplicar el codazo de revés cuando la chihuaca te busque para un beso. Disfrutá que esto es carne de primera.

Sofia ZamoloSofia Zamolo

Sofia Zamolo
Sofía Zámolo te espera tendida en la arena ya topless — empieza un día soñado. No duermas con la rubia, que dice le encanta leer en la playa. “Tengo debilidad por la lectura”, dice muy intelectual, “acabo de leer El Alquimista de Paulo Coelho, pero leo novelas, teatro y libros del espíritu, un poco de todo.”
Sofia Zamolo
La deliciosa carita de Zámolo y esos pechitos tentadores te van a mantener ocupado, vieja.

Claro que se puede acusar a Sofía Zámolo de venderse también en otro nivel, porque cada vez que la rubia salió con alguien “dió la casualidad” que el pibe era un tenista profesional, polista millonario, hijo de banquero o yanqui con fortunas. “Pará que tuve novios pobres también” se ataja la rubia, “lo que pasa que esos no trascendieron a la prensa”. Y como si supiera que la pregunta que sigue es cómo explicar la “coincidencia” de estar saliendo ahora con Jorge Brito —hijo del dueño del Grupo Macro— Zámolo se adelanta y aclara que “a mi novio actual no lo conocí en una disco o arriba de un avión, sino que es un amigo de toda la vida de mi hermano… pasa que sofia zamolosólo se dió ahora”. Jodida la situación para Brito a lo largo de estos años al ver que la hermana de su mejor amigo es nada menos que Sofía Zámolo, cuando le gritaba “la concha de tu hermana!” más que putearlo lo elogiaba. Y Sofi seguro que nunca lo tuvo en cuenta por ser sólo el amigo de su hermano, pero claro, ahora que ya está más grandecita y conoce el valor del dinero, que sea el heredero del imperio Grupo Macro ayudó bastante. “Pará, no me hagas fama de cazafortunas porque sofia zamolono hay nada más alejado de la realidad” insiste la rubia. “Yo quiero ganarme la vida con el modelaje todo lo que pueda”, dice casi heroicamente y agrega para quedar bien con Tinelli “mi sueño hoy es ayudar a Lucas Heredia a ampliar las instalaciones de la Granja Los Pibes que ampara chicos abusados, algo terrible”. Pará Zámolo, que nos vas a hacer llorar el nene justo cuando se estaba despertando. “En serio me importa el sueño de Bailando, lo que muestro en las revistas no es mi vida” insiste la rubia, “creeme que cuando vuelvo a casa soy una mina simple, me calzo ojotas y jogging y tomo mate.” Listo Sofi, tomate un mate de leche de esta bombilla de carne que está re cebada!

No Comments

Add a Comment