Mariana Antoniale, la pícara Niña Loly

Es como un caso de doble personalidad inspirado en Caperucita Roja: en las fotos Mariana Antoniale es una loba dispuesta a comerse a cualquiera en el bosque, pero si hablás con ella es la Niña Loly, una inocente cordobesita que sin querer se hizo famosa. “Fue todo una cuestión de casualidades, yo nunca fui a una agencia a ofrecerme ni nada de eso” dice con esa vocesita de nena petera que la caracteriza, “cuando iba a cumplir 15 años fui a comprarle un vestido a José Calderón, un diseñador muy famoso de Córdoba, y cuando me vió dijo ‘mariana antoniale, la niña lolyquiero a esta chica en mi staff”. Y la Niña Loly pobrecita no supo decirle que no, y de repente todos se la querían coger, en especial los hinchas de Boca. “Es que representé a Córdoba en la elección de la Reina del Centenario de Boca y gané” explica Loly todavía asombrada por la acogida que le dieron cuando volvió coronada, “y ahí me vieron unos productores y todos me querían para el teatro, pero yo terminé firmando con Gerardo.” Mariana Antoniale no estaba buscando una oportunidad, pero el Ruso se la dió con todo. “Le debo todo a Gerardo” dice la Niña Loly agradecida, “el me trajo de Córdoba para arrancar como secretaria”. El programa del Ruso tenía un Tiempo Límite, pero son muchos los que acusan a Antoniale de no tener ninguno: la cordobesa petea o pelea a quien sea con tal de figurar. “No está mal, porque todas lo hacen así” dice Antoniale dejando de la lado a la Niña Loly por un segundo, “te desafío a que nombres alguna que no lo haya hecho.” Pero la cordobesa ve la leche en ojo ajeno y no el bukkake en el propio. “Yo nunca necesité hacer nada escandaloso para tener trabajo niña loli, mariana antonialeporque estuve con Sofovich, pero no seamos hipócritas: ninguna chica se hace conocida por el talento.” Y la Niña Loly no es una excepción a su propia regla (le comerías la almeja con tuco?), se la pasa “denunciando” a los famosos que se la quieren coger, como Matías Alé, su compañero de elenco en “Fantástica”. “Un día en Mar del Plata cuando Silvina [Escudero] estaba en Buenos Aires, Matías me preguntó qué iba a hacer y se me apareció en un restaurant” acusa la Niña Loly, “pero le salió mal y después vino como loco a pedirme que borrara los mensajes de texto.” Mariana Antoniale, la Niña LolyY más difícil de creer, según la morocha Ricardo Fort también le tiró onda. “Ricardo me mandó un mensaje diciendo que yo le daba vuelta la cabeza” dice la cordobesa sin saber que Ricky ya se dió vuelta hace rato, “yo le dije que me puse colorada y él me dijo que me iba a dejar violeta!”. Pero la que quedó verde con el incidente fue Virginia Gallardo, que temía perder el abono y armó terrible pelea de gatos. La Niña Loly dice que no buscó la fama, pero ahora que la encontró piensa disfrutar a pleno. “Voy a aprovechar todas las oportunidades que se me están dando” dice la cordobesa, “y quiero hacer televisión no importa con quién ni dónde, todo lo que se tenga que dar, se va a dar solito.” Y si querés dársela toda vos solito, no mandes “cuanto cobrás Loly?” en mensaje de texto, negociá en persona!”

Niña Loly, Mariana Antoniale
Mariana Antoniale te espera en cuatro contra la piedra, pero insiste que tiene las rodillas sanas. “Nunca necesité ser mediática para tener trabajo” dice la Niña Loly sin aclarar a qué laburo se refiere, “desde que empecé a desfilar en Córdoba siempre tuve propuestas… igual no hay que ser hipócrita: las chicas no se hacen conocidas por el talento.” La cordobesa dice que el Ruso Sofovich fue el que le dió el gran empujón y no es para menos con esa colita. “A Gerardo le debo todo” reconoce la morocha, “él me trajo de Córdoba y abrió el camino para que esté en Fantástica en el teatro.” Y pronto la Niña Loly le va a “agradecer” personalmente a Marcelo Tinelli, que la convocó para que siga Patinando por un Sueño.

Niña Loly - Mariana AntonialeMariana Antoniale, la Niña Loly

Share Button

Add a Comment