Andrea Rincón, esos globos quieren fiesta

No hace falta ser experto en lenguaje corporal para decodificar la intención de Andrea Rincón: una mano en la teta, la otra en la concha, y los dos ojos clavados en los tuyos como un gatito que pide leche. “La verdad me encantan los faciales” reconoce Andrea sin vueltas, “me encanta que me encremen bien la cara y alguien me dijo que además hace bien a la piel, así que nunca está demás!” Y con los globos que tiene la morocha, nunca está demás hacer una fiesta, pero Andrea aclara que prefiere los tríos a las partuzas multitudinarias. “Estuve con varios hombres y fue muy bueno” Andrea Rincon, mucha carne para un solo asadorexplica la morocha, “pero con más de tres ya la cosa se complica porque seamos sinceros, dónde me meto más de tres? No tengo donde!” O sea, no hay mala voluntad sino escasez de agujeros, especialmente porque el anillo de cuero lo reserva para ocasiones especiales porque le resulta doloroso. “Es como que tengo el colon muy irritable y la paso muy mal” recuerda la morocha, “después tuve que tratar de recuperarme tomando mucha agua mineral porque me dolió mucho.” Y nadie puede decir que Rincón no le pone ganas, si hasta estuvo tratando de abrir la colectora usando una herramienta de mano. “Me gusta usar juguetes, las mujeres que dicen que no se tocan mienten, todas nos masturbamos” confiesa Andreíta, “fijate andrea rincon muestra terrible ortoque en el hotel de Carlos Paz las mucamas descubrieron el consolador que tenía y le pusieron de sobrenombre “Cachito” porque les encantó, estaban todas locas.” Es que las mucamas del hotel también quiseron hacer la fiestita al ver esos terribles globos, y más cuando vieron que “Cachito” estaba al alcance de la mano. “Alguna que que otra vez pruebo de estar con chicas pero lo que más me gusta es cuando se suma un hombre a participar” confiesa la ex Gran Hermano, “lo mejor es cuando les veo la cara de excitación que ponen cuando me ven con las chicas, eso me encanta pruebo de estar con chicas, en la cama me dejo fluir, no tengo límites, si se me ocurre una fantasía voy y la hago realidad.” Y esa actitud abierta de mente y gambas la dejó en un estado de casi perfecta putez. “El otro día pensaba que lo único que me queda virgen es el pelo” reflexiona Rincón, “no está tocado, andrea rinconestá virgen de verdad y por eso lo cuido mucho.” Claro que lo de la virginidad capilar es discutible, porque en medio de tanto pete, siempre algo salta como para usar de crema de enjuague para el cabello. “Me gusta la crema, a mí el sexo oral me encanta y me gusta sentir la crema por todo el cuerpo porque viene bien” dice la morocha petera, que nunca vió de cerca una garcha que no haya querido morfar. “Nunca me llevé a la boca algo que no quería” reconoce la morocha golosa, “el oral es el acompañamiento de todo, no puede faltar, yo lo hago antes, durante y después… es mi arma secreta.” Y como sabe que a esta altura del diálogo ya te voló la peluca, se adelanta a tu pregunta. “No es un tema de plata, propuestas de esas tengo todos losandrea rincon muestra las tetasdías” aclara Andrea, “porque si cobrara por coger no estaría rompiéndome el culo (pero no literalmente!) trabajando en esto, y mirá que me ofrecieron mucho dinero, porque la propuesta que Clinton me hizo a través de Omar de Cocodrilo no era para bailar, pero yo prefiero salir con chicos normales y viajar en subte.” Y si a vos te quedan dudas, no sos el único. “Una vuelta me ofrecieron 30 mil dólares, y si ahí dudaba un segundo agarraba viaje, por eso di un no rotundo y me fui inmediatamente aunque después decís “la concha de tu madre, porqué me habrán inculcado estos valores? Estoy perdiendo mucha guita!”

andrea rincon hot
andrea rinconAndrea Rincón dice que en una época miraba videos porno pero paró cuando se dió cuenta que su putez superaba la de las películas. “De chica miraba muchas películas condicionadas” dice la morocha revelando el secreto de su temprana putez, “pero paré cuando me di cuenta que mi imaginación superaba lo que veía, a mí con mi cabeza me basta.” La morocha se considera experta en posiciones de garche, un tema sobre el cual puede dar cátedra. “Siempre me sentí una expecie de sexóloga” explica la morocha, “me gusta laburar en la cama, probar varias posiciones pero tienen que ser cómodas para que las partes puedan interactuar bien sin cansarse.” Así que no la compliques, no trates de hacer una parabólica humana cuando Andreíta tiene una postura tan simple: en cuatro espera el pijazo. “Les dejo un consejo” dice la morocha entusiasmada, “si ven que la mujer quiere ir arriba déjenla pero agárrenla de la cola y péguenle unos buenos cachetazos, porque a las mujeres nos gusta tomar las riendas pero más nos gusta que nos saquen el mando y hacer el muertito para que hagan lo que quieran.”

andrea rinconandrea rincon

Bajate el video de Andrea Rincón

Share Button

Add a Comment