Alejandra Maglietti pezonea en el balcon

Alejandra Maglietti pezonea en el balcón, un indicador cierto de que la temperatura va subiendo junto con la calentura de la formoseña. “El calor me predispone para el sexo” dice la rubia, “pero son pocos los hombres que se me acercan, es como que me tienen miedo.” Y los que se acercan bardean demasiado. “Encaran mal en los boliches, esa costumbre de agarrarte del brazo o tironear de la remera, así no va” dice la rubia, “si no te conozco el primer paso tenés que darlo vos, soy tradicional en eso, pero cuando ya estamos en confianza a minutos de un revolcón, me encanta ir para adelante.”
Alejandra Maglietti muestra el orto
¿Que si habilita colectora? “En el sexo a nada digo que no” confiesa la rubia, “soy muy receptiva.” Guarda que ese ojete no sólo come tangas!

Es la rubia soñada: de día Alejandra Maglietti pezonea en el balcón, y de noche la rubia te espera para jugar en el ascensor bombeándole ese terrible ojete de subida y la bajada que la haga ella para hacerte uno de los petes que tanto disfruta. “Reconozco que es mi debilidad” dice Maglietti de su propensión a besar al nene, “muchas mujeres lo hacen como obligadas, pero yo lo disfruto porque es lo que más me gusta.” Y si a ella le gusta, a vos directamente te va a volar las dos cabezas cuando te mire con esos ojos celestes masticando con esa Alejandra Maglietti en el ascensorboca carnosa. “La clave está en el beso que voy perfeccionando porque aplico lo que aprendí con chicos anteriores” explica la formoseña, “tuve sesiones muy calientes pero sé que siempre se puede más, en ese beso se define todo así que me cuido de no morder o raspar y sigo los consejos que me fueron dando mis amigas cuando hablamos a solas, no se imaginan el contenido de esas charlas!” Y ahora es el turno de Maglietti de compartir sus conocimientos peteros con su hermana Giuliana, que acaba vino de Formosa y quiere aprender la profesión. “Nos llevamos siete años y antes se notaba la diferencia” dice Ale de su hermana menor, “pero ahora que creció podemos compartir más cosas.” Como la putez y aprender a moverse en un ambiente donde la llegada de carne fresca tiene a todos salivando. “Mi hermanita tiene 18 años, es chica alejandra maglietti pone la colatodavía” dice la rubia, “recién está haciendo sus primeras producciones, pero vas a ver que dentro de de un año ya va a mostrarse toda como que no le importa nada.” Claro pelar como Alejandra, que como ves no le importa si en una sesión de fotos se le escapa un paty — y qué hermoso se ve, grande, carnoso, bien tostado, mortal. Y son muchos los que ya piden precio para un servicio con las Hermanas Maglietti juntas. “las propuestas indecentes siempre existen, porque muchos hombres en cualquier lado te tiran onda y ven si puede pasar algo” explica la rubia, “pero cumplir una fantasia con ambas sería un asco, me da sensación de incesto, me parece muy fuerte. Hay otras alejandra maglietti, bomba formoseñachicas que juegan con eso y no me causa impresión, pero con mi hermana no lo haría nunca.” Pero con otra nena puede ser. “A veces tengo fantasías con mujeres” confiesa la rubia, “cuando miro videos eróticos con chicas divinas me dan ganas.” Y si la formoseña todavía no concretó es porque nadie se animó a pedírsela. “A nada le digo que no, soy muy receptiva” dice Maglietti confirmando indirectamente que entrega la colectora, “nunca negué nada y no cierro las puertas al trío, aunque son pocos los hombres que se me acercan y los que llegan no piden nada muy sofisticado. Pero no soy imposible de conseguir, no soy una comehombres, simplemente me gusta cuando tengo sexo llevar un poco la iniciativa de la cosa.”

Alejandra Maglietti pezonea para vosAlejandra Maglietti entangadaAlejandra Maglietti se agarra las tetas

Alejandra Maglietti
Alejandra y Giuliana MagliettiTiene Alejandra Maglietti tiene una carita deliciosa, tremendos patys y un ojete tan impresionante que mete miedo — literalmente. “Me parece que los hombres me tienen miedo, me ven como una comehombres y son pocos los que se me acercan” se queja la formoseña mientras posa como preguntando si no te animás a que te haga un pete, “pero no soy una mina imposible de conquistar, basta con que des el primer paso, me pases a buscar, me mimes un poco y a partir de ahí todo bien.” Pero tampoco vayas a comerle los patys o la empanada de una, la rubia prefiere arrancar con una picadita. “No me gusta ir directo al grano porque si no se pierde la magia” dice Maglietti conocedora, “me gusta proponer cosas para que el hombre disfrute del juego previo, porque entonces el plato principal va a ser mucho mejor.” Y toda experiencia profesional es la que quiere transmitir a Giuliana, la hermanita que con 18 años dejó Formosa para facturar en Capital. “No vamos a competir porque somos distintas físicamente, yo soy exuberante y tengo un físico más popular” dice Alejandra marcado diferencias, “y nunca le diría que no crezca más que yo, al contrario la voy a ayudar, porque cuando recién llegás del Interior te cuesta la viveza del porteño, pero al poco tiempo te hacés bien rápida.” Y muy trola!

Alejandra Maglietti, rubia peteraAlejandra Maglietti PatyCam Alejandra MagliettiAlejandra Maglietti

Bajate el video de Alejandra Maglietti
También disponible en 3gp para celular

Add a Comment

Your email address will not be published.