Claudia Ciardone se abre si tocas timbre

Claudia Ciardone se agarra las tetasJulieta Claudia Ciardone amaga con romper el bretel para liberar la teta izquierda, mientras la derecha intenta zafar usando el timbre derecho como cortavidrios: a la rubia le gusta provocar, y más ahora se sacó a Fort de encima. “A veces me dan ganas de que me vean en pelotas” confiesa la ex chocolatera, “saber que te están mirando es una sensación excitante que descubrí en Gran Hermano. Me gustan los lugares donde te pueden descubrir, como el baño de un cine o la playa. Una vez en Pinamar lo hice en un médano y la gente veía todo.”
Los pezones de Ciardone
“Algunos me miran las lolas o la cola y se intimidan un poco” dice Claudita, “por eso me gusta mandar en la cama, así se dan cuenta que no los voy a comer… o bueno, quizás sí!”

Después de guardarse por meses, Claudia Ciardone vuelve para levantar de nuevo su perfil haciendo lo que mejor sabe: mostrar ese súper ojete y pezonear con esos timbres duros como bolitas de rulemán. “Para calentar en las fotos la mirada es lo primero, es muy importante” explica con la autoridad de una veterana de las producciones hot, “tiene que ser una mirada tipo ‘cómo te voy a comer, te voy a hacer pelota’, jaja!” Y Claudita sabe mirar con tanta putez, con tanta convicción petera, que algunos creen que la invitación a coger es real y personal. “Tuve un problema con un acosador” recuerda la rubia, “me iba a buscar hace años claudia ciardone muestra la colaal teatro y al principio no me molestaba, pero después consiguió mi teléfono y la cosa se puso heavy.” Obvio que el problema no está en haberla llamado sino el timing: la diferencia entre ‘acosador’ y ‘cliente’ es un tema de precio, y Claudita justo venía de hacer Fortuna con Fort. “Llamo para cortar la American Express y me entero que Claudia me había gastado 100 mil pesos con la tarjeta en menos de un mes” dijo el chocolatero, “empiezo a averiguar un poco y me dicen que se había comprado un Mini Cooper a través de una casa de ropas para ocultar la transacción.” Si para no coger con el chocolatero Ciardone cobrara sueldo y tenía tarjeta ilimitada, olvidate de llamar para preguntar cuánto Claudia Ciardone se agarra las tetascuesta un pete. “Yo me rompo laburando y así compré el auto” dice Ciardone de su culo y el Mini Cooper, “no tuve que poner mucha plata encima para comprarlo y la tarjeta la usaba para todo, ropa, peluquería, nafta, supermercado, zapatos y demás porque así me ahorraba toda la plata que ganaba en el teatro. Es que para que te vaya bien tenés que ser una hija de puta en la vida.” Pero por favor no seas mal pensado y creas que a Claudia es una de esas minas interesadas que sólo salen con pibes de guita y vos no tenés chance, nada que ver. “Los chicos normales siempre van a tener chance conmigo” asegura la ex de Fort, “porque a mí no me gustan musculosos ni muy armados y tampoco que tengan dinero, descubrí que el placer no va por la plata, claudia ciardoneva por otro lado.” Y es verdad, el placer (previo pago del arancel) pasa por esas tetas, ese papo y esa colectora cuyo tránsito Claudita insiste en dirigir. “En la cama sigo siendo de dar órdenes, me gusta ir llevándote” confiesa la rubia, “me gusta mandar porque me excita que me hagan caso y además porque no me gusta cuando se ponen a hablar, eso no me va porque ahí todo se complica.” O sea, nunca le pelees el precio y disfrutá que Claudita es una profesional comprometida con tu total satisfacción. “Sé que lo que más les gusta a los hombres de mí es mi cola, conozco las fantasías que provoco en los hombres y me hago cargo, por eso siempre acepto lo que me piden” garantiza Ciardone, “para mí la clave está en la previa, ahí siempre me destaco porque en la cama una buena previa siempre es recompensada.”

Los pezones de CiardoneClaudia Ciardone

Claudia Ciardone en la cama
El orto de Claudia CiardoneClaudia Ciardone pone las tetas contra la sábana, levanta la cola y aclara que la cámara de fotos en la cama no es una decoración. “Cada tanto me filmo en videos o poso para fotos caseras” confiesa la rubia, “pero después los borro porque son una cosa del momento, no disfruto cuando los veo después.” Y menos cuando las fotos privadas se filtran para que todo el país se de cuenta de lo baqueteado que tiene el papo, algo a lo que ella misma contribuye. “Tengo pasión por colarme dedos cada vez que puedo” confiesa Claudia, “hay que pasar los períodos de soltería y por eso aprendí a tocarme muy bien.” Y si no fijate cómo se amasa las tetas, son dos bollos de pizza listos para que los llenes de mozzarella fresca!

Claudia Ciardone, orto playeroClaudia CiardoneClaudia Ciardone trolea en la playa

Bajate el video de Claudia Ciardone
También disponible en 3gp para celular

Share Button

Add a Comment