Ximena Capristo desnuda en Playboy

Ser Pelaste las fotos de Ximena Capristo en Playboy y te la viste negra, pero bien negra, tan negra como debe ser la concha de la Negra Capristo. No, no la muestra como debería pero hay una onda en la Negra Capristo que te dice “mirá, entre los putos que dirigen Playboy Argentina y el guardabosques de Conti no pude pelar los labios como quería”. Mirá la Negra atorranta divina cómo disfrutó de su desnudez anticipando lo que ibas a gozar al verla finalmente desnuda. La picardía de sus ojos parece revelar que si fuera por ella no sólo pela para la cámara las alitas de la cotorra sino también el manojo de arrugas del ojete. A pesar del obligatorio photoshop la carne de la negra llega viva y bien real, con esa piel grasosa y tentadora como un palito salado listo para masticar. Avanzá saboreando el salitre de esa carne Ximena Capristocobriza que la negra te refresca la lengua chorreándose el cuerpo con champán. Dale nomás, que la negra espera religiosamente la peregrinación de tu lengua al negro altar de su concha. Y saboreale esa ostia carnosa, paleteala hasta que la gelatina baje solita y le lubrique el rosquete oscuro. Mirala cómo te espera boca abajo culo al norte, pispeando de reojo para ver si se viene la puñalada de carne directo o un mini enema de champán. Tiene razón la Negra cuando repitea que “las morochas somos fogosas y a los argentinos les gustan así, de tez morena y pelo oscuro”. Claro que hay minas técnicamente más lindas, pero la Negra Capristo ratonea justamente porque parece un objetivo tan posible como cualquier Ximena Capristoguachita de barrio. “Las rubias son frígidas. En cambio, las morochas somos más fogosas”, insiste sabiamente Ximena, porque intuye que las rubias, al estar más cerca del ideal mediático, también están más lejos tuyo. La Negra Capristo en cambio está cerquita, mirá si no está para que le arrebates esos dos alfajores de chocolate de la generosa bandeja de sus tetas. Mirá que divina cómo te espera con el culo ya en posición.

Ximena Capristo
Ximena Capristo se desnuda para Playboy como parte de los festejos de su despedida de soltera. La Negra siempre una mina tranquila y fiel (?) ya compró el cotillón para la joda, que incluye sugestivos accesorios como el aerosol lanza guasca, un favorito de la negra. Fijate el reflejo de trola de Pavlov, que hace que abra la boca automáticamente cuando ve que salta la leche buscando el bukkake.
Ximena Capristo
Alta foto de la Negra Capristo, pero con el ángulo equivocado. Atención paponeros: si dan vuelta la foto y agachan la cabeza, se le ve el sapito negro.

Si no fuera por la censura de Playboy, la foto de la derecha de Ximena Capristo habría sido sacada desde el otro lado, y tendríamos una sonrisa que nos duraría por lo menos hasta fin de año. Perder la mirada en la intrigante caverna de la Negra, deforestada hasta el tuétano para facilitar el paleteo clitoridiano durante los continuados festejos de su despedida de soltera. Qué negra divina, fijate que onda tiene que elije decir adiós a su soltería poniéndose en bolas para todos nosotros. Hay que ir a agradecerle en persona, hacerle una linda despedida de soltera y que no se olvide de traer esa famosa amiguita que tiene que “le gusta tanto hacerlo por la cola, que casi no lo hace por otro lado”. Qué lindo hubiera sido la otra toma, sólo un fotógrafo enfermo como el del conejo podría elegir sacar una toma aérea invertida cuando la Negra Capristo está en la cama toda divina, abierta de gambas y con laXimena Capristopelvis elevada — como sugiriéndote que no le descuides la colita, que así como las minas son competitivas, los agujeros femeninos también. La escarapela de carne de la Negra se pone celosa al ver toda esa actividad en su vecina de arriba, ese desfile incesante de visitantes que vienen a hacerle la despedida de soltera, desde afortunadas toronjas, dedos impertinentes e inquietas lenguas, a frascos de Impulse, duchadores de mano y salchichas de viena (golpecito de hervor para aclimatar). Por eso pegale una visita sorpresa a ese ojete que te lo va a agradecer estirándose como indica la negra en la foto, y si la hacés bien, puede conseguirte inclusive un pase especial “Pata de Lana – Access all Areas” válido para la semana siguiente a su Luna de Miel.

Share Button

Add a Comment